miércoles, 3 de junio de 2009

Santo del día 3 de junio

Santa Clotilde, reina de Francia

Por Plinio Corrêa de Oliveira

Selección biográfica:
Santa Clotilde fue reina de Francia, hija del rey Chilverico y esposa del rey Clovis. Fue debido a sus plegarias que Francia recibió el don de la fe católica. Ella fue glorificada por una destacada maternidad espiritual, ya que fue en Nochebuena, en la fuente bautismal de Reims, que nació la hija primogénita de la Iglesia, Francia.
La violenta muerte de su padre Chilverico, destronado por un usurpador fratricida; la vista de sus hermanos masacrados y de su madre ahogada en el Ródano; su largo cautiverio en la corte de un asesino arriano que trajo la herejía al trono de los borgoñeses, fueron las circunstancias que desarrollaron el heroísmo que convertiría, a esta sobrina de Gondebaud, en la madre de toda una nación para Cristo.
Comentario del Prof. Plinio:
Esta selección biográfica es algo confusa. Permítanme tratar de enderezar los hechos históricos.
Santa Clotilde fue la hija del rey de Borgoña Chilverico. Su padre era católico y su hermano, su tío Gondebaud, era arriano. El arrianismo fue una terrible herejía que infectó a la Iglesia por varios siglos. Su tío arriano asesinó a su padre junto con gran parte de su familia. Su madre fue ahogada en el río Ródano, sus hermanos masacrados, etc. Nunca leí por qué su tío no mató a santa Clotilde también. En cambio la llevó a su castillo y la mantuvo como una princesa de segunda clase, media libre, media prisionera.
Clovis era el rey de los Francos y vecino de los borgoñeses. El se dio cuenta que el asesino del padre de Clotilde aún tenía muchos seguidores católicos y entonces planeó dividir más el reino de Borgoña para así conquistarlo más fácilmente. Con este fin, le pidió matrimonio a Clotilde. Es difícil entender por qué el rey aceptó, dado el inconveniente político que podría surgir de aquella unión, sin embargo aceptó.
Antes de casarse, Santa Clotilde recibió de Clovis la promesa de respetar su fe católica. Por lo tanto, Clotilde aceptó, y con esto se libró del cautiverio de su tío y de la atmósfera arriana de su corte. Se convirtió en la reina de una nación bárbara y pagana. Ella siguió la práctica de su fe, y Clovis fue influenciado por su ejemplo.
Cuando se vio enfrentado a una muy difícil situación militar, a punto de perder la batalla de Tolbiac contra los bárbaros Alamanni el año 496, hizo una promesa al “Dios de Clotilde.” Prometió que si Dios lo ayudaba a ganar la batalla, se convertiría a la fe católica. Dios le ayudó y ganó; después, él se convirtió.
San Remigio bautiza a Clovis
En ese tiempo, San Remigio era arzobispo de Reims y ejerció gran influencia sobre Santa Clotilde. El preparó a Clovis para el bautismo. En la víspera de la Navidad del año 496, los bárbaros fueron bautizados por el Santo en la Catedral de Reims.
Una antigua tradición afirma que en el momento del bautismo de Clovis, una paloma descendió del Cielo llevando en su pico con aceite sagrado que San Remigio usó para consagrarlo como primer rey de Francia. Desde entonces, ese mismo aceite se usó para consagrar a todos los reyes de Francia en su ceremonia de coronación. Esta tradición se mantuvo hasta la coronación de Luis XVI. Durante la Revolución Francesa la ampolla con el aceite desapareció.
En ese mismo día de Navidad los jefes más importantes del pueblo se convirtieron junto con Clovis. Fue la primera nación como tal que se convirtió a la fe católica.
Se cuenta que en el día del bautismo de los Francos, un ángel trajo a Santa Clotilde la nueva bandera de los Francos. La antigua bandera tenía tres ranas grabadas en ella, ahora pasó a tener tres flores de lis. La Navidad del año 496 es considerado un hito en la Historia que marca el inicio de la Edad Media. Por lo tanto, Santa Clotilde tuvo una muy bella vocación.
Catedral de Reims donde fueron coronados los reyes de Francia desde Clovis
Hermosas vocaciones como la de ella a menudo nacen de las peores tormentas y desastres. Ellas nacen de grandes sufrimientos, tragedias, engaños, contradicciones y situaciones incomprensibles. Son como los cactus, que es una planta fea que está cargada de espinas pero que produce una maravillosa flor. Al final de un largo camino de sufrimientos, florecen las vocaciones trayendo toda su belleza.
En tales almas, se pone de manifiesto que el éxito de esas vocaciones no se basan simplemente en los méritos humanos. Ellas se deben a la voluntad y acción de Dios, que viene a nosotros a través de la intercesión universal de la Virgen.
Santa Clotilde, cuyo ejemplo y oraciones convirtieron a Clovis y a los Francos y dio inicio a la Cristiandad, es una gran patrona para nosotros que tanto esperamos el Reino de María. Debemos pedirle a ella que nos dé el espíritu necesario para empezar efectivamente a construir de manera efectiva la gloriosa nueva era para la Iglesia y la Santísima Virgen.
El Santo del Día son comentarios sobre las características más destacadas de la vida de los santos que San Juan Bosco acostumbraba a hacer a sus alumnos de su colegio. Siguiendo su ejemplo, el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira tenía la costumbre de de hacer un comentario sobre la vida de los santos en una reunión a jóvenes todas las tardes con el fin de fomentar en ellos la práctica de la virtud y el amor a la Iglesia Católica. Los textos de los datos biográficos y los comentarios provienen de notas personales tomadas por el Sr. Atila S. Guimaraes (editor de Tradition in Action) de 1964 a 1995.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...